El arte de tostar

El arte de tostar. El límite de lo posible.

Tostar es el penúltimo paso de la cadena del café. Es una etapa crucial, tan importante como enigmática, ya que de esta depende si se encontrarán los sabores que tiene el café, o no. Después de cultivar, cosechar y esperar, se tuesta el café para poder probarlo. Es un momento muy esperado. Es un momento importante.

No existe suficiente literatura que revele todo lo que conlleva el arte de tostar. Muchos han tratado, pero no han podido y nunca nadie podrá. Por mucho que se intente de describirlo con palabras, simplemente no se puede. Porque la literatura química de tostar habla del pasado, de lo que se tostó. Tostar es un acto en el cual el tostador, en el momento toma en cuenta todas las variables técnicas y las no técnicas (que son las más importantes) como son la experiencia, los sentidos y la propia intuición de hacia donde llevar el grano.

Después de estar tantos años en el oficio de tostar, la máquina se convierte en una extensión de tu cuerpo y de tus sentidos, y se tuesta sin pensar racionalmente, sin seguir reglas, mucho menos conceptos preestablecidos por el fabricante o por la industria.

En Tusell Tostadores tostamos llevando la máquina, las técnicas y el grano al límite, y es allí donde se encuentra el verdadero sabor del café. Esa ha sido la búsqueda más intrépida a la cual emprendimos el viaje desde el día que pusimos en marcha por primera vez nuestra tostadora: Llevar al límite de lo posible el tueste del café.